Abbot Kinney Bldv es una calle de Venice Beach, California. Lleva el nombre del fundador de Venice Beach. Desde hace unos años se transformó en una atracción turística al tener una gran variedad de locales de diseño, galerías de arte y restaurantes. Está bueno recorrerlo caminando para ir parando en los distintos negocios. Se pueden encontrar intervenciones artísticas como la que está más abajo que es un retrato tallado en una pared de ladrillo.

AbbotKinneyBlEl primer local que llama la atención si entramos desde el Venice Bldv. es Ilan Dei Venice, un local de “Outdoor Living” (vida al aire libre). Venden productos de diseño para ser usados afuera. Los dueños se definen como unos “soñadores pragmáticos y eternos optimistas” y toman la vida al aire libre como una filosofía de vida.

IlanDei1La selección de productos va desde comederos para aves, macetas, muebles de jardín, adornos entre muchas otras cosas y todo para disfrutar de la mejor manera salir afuera. Uno de los productos más raros, era una maceta que se convierte en parrilla que se llama Hot-Pot BBQ. Está diseñada para cocinar y tener a mano las aromáticas para condimentar.

IlanDei3Tiene un patio en la parte de atrás donde hay más muebles de jardín, pero también distintas huertas y un invernadero con un sistema de cultivo hidropónico.
El local está muy bueno para recorrer, pero como todos los negocios de diseño los precios no son para nada accesibles.

IlanDei2Otro local sobre el bldv. es una papelera boutique que se llama Urbanic. Su especialidad son las invitación y las tarjetas de felicitaciones, pero también tiene libretas, servilletas, adornos, cintas, entre otras cosas, todo con tanto diseño que da pena usarlas. Si bien no es barato, vale la pena comprar algún cuaderno para regalar.

UrbanicEl último local que les voy a contar, no es del todo un local, sino más bien un terreno que tiene mesas de picnic, canteros elevados y un cobertizo con algunos productos de jardinería. The Chef´s Garden  es manejado por Home Grown Edible Gardens y es vecino del restaurante Willie Jean. Este negocio está dedicado principalmente a alquilar parcelas a chefs para que tengan los productos más frescos de su propia huerta. Cada parcela es cuidada por responsables de Home Grown Edible Gardens para cultivar lo que los chefs elijan.

WillieJane1Aparte del alquiler del espacio, se venden insumos para huerta como fertilizantes orgánicos, plantines, compost y herramientas. Está bueno visitar el lugar y recorrer las distintas parcelas para ver que se va a servir el los restaurantes vecinos y charlar con los que manejan el lugar que saben mucho de lo que hacen.

Willie Jean2

Otro negocio que tiene local en el Ferry’s Building es Far West Fungi. Esta firma se dedica a la producción y comercialización de hongos comestibles orgánicos. No se limitan a vender los hongos frescos sino que tambien los venden secos, aceites, salsas libros y hasta tiene kits para hacerlos crecer en casa.

FarWestFungui-1Tienen una gran variedad de hongos, desde  los clásicos champignones hasta unos verdes que deben ser algún tipo de alga y se llaman “Sea Beans”. Los precios varían según la variedad y los más caros son los más raros.

Far West Fungui tiene un lado educativo, muestra información de los distintos tipos de hongos e incentiva a los chicos a cultivarlos con distintos tipos de kits y “mini farms”FarWestFyngi-2Los hongos se venden sueltos, pero también se pueden comprar en bandejas donde están creciendo para cosecharlos en el momento que se vayan a cocinar.

FarWestFungi-3

The Gardener es un negocio que se encuentra en el Ferry Building en San Francisco. Se especializa en accesorios y mobiliario para la casa y el jardín. Todo lo que se encuentra en el local fue especialemnte seleccionado para conformar una colección que parece salida de un museo. Se pueden encontrar carteles para rotular plantas hechos de cobre, sillas plegables de chapa en muchos colores y herramientas de la mejor calidad.

Gardener1

Venden herramientas de jardinería que da lástima ensuciar. Son cromadas, con detalle en bronce, mango de madera y cada una viene en su caja especial. Ideales para regalar si se quiere gastar 45U$D. The gardener tiene precios fuera del alcande de un bolsillo devaluado.

Tienen muchas opciones de guantes según el uso y la especialidad. Los verdes que cubren el antebrazo están pensados para manejar rosales y asÍ evitar las espinas.

Las bombas de semillas se venden de a 6 o 9 unidades y también se puede comprar una gomera para llegar más lejos.

Gardener3

The Gardener, Ferry Building, San Francisco

El local tiene una buena selección de libros, pero los que más me llamaron la atención fueron dos. The Drunken Botanist habla de todas las plantas, hojas, flores, semillas, raices y más, que gracias al ingenio humano se convierten en las mejores bebidas alcohólicas. Mindfulness in the Garden conecta la meditación con la jardinería. Presenta una serie de versos para que el jardinero/lector tenga plena conciencia del momento que está viviendo y así disfrutar de todos los detalles.Gardener2

De viaje por California, pasamos por San Francisco, Los Angeles y Las Vegas. Esto es un poco de lo que encontramos en el camino.

El Ferry Building está ubicado junto al mar, en el Pier 1, en la zona de Embarcadero donde empieza la calle Market. Es la terminal de ferries de San Francisco, que además tiene distintos locales y algunos días por semana organiza la mayor feria de productores de San Francisco.

El Ferry Plaza Market Place se organiza martes, jueves y sábado por la mañana y hasta las 2 de la tarde. Conviene visitarlo temprano para encontrar los productos más frescos y recién llegados de las granjas. Se reunen productores de todo tipo y recibe cerca de 25.000 visitantes cada día.

Imagen

Entre todos los distintos stands con la prodcción de granjas locales había varios que ofrecian plantines y semillas para la huerta. Hay muchas más variedades de cada cultivo de las que podemos encontrar en Buenos Aires.

Imagen

Se pueden encontrar también productos extraños como animales hechos de musgo y palitos de miel saborizada.

Imagen

Armar plantines en almácigo mejora las posibilidades de éxito de nuestra siembra. Usando esta  técnica podemos adelantar tiempo, aprovechar espacio, escalonar la siembra y brindar todas  las condiciones necesarias para generar plántulas fuertes y sanas listas para el trasplante.

Se pueden preparar los plantines en distintos recipientes (botellas cortadas, potes de yogur y hasta diario enrollado), pero en algunos viveros podemos encontrar unas bandejas diseñadas exclusivamente con este propósito. Estas bandejas de “plugs” están compuestas por muchas celdas, y de cada una de ellas vamos a conseguir un plantín.

Lo más importante de este tipo de siembra es generar un sustrato con las mejores condiciones físicas (consistencia y porosidad) y químicas (nutrientes y ph), para que las plantas puedan desarrollar su parte aérea y su parte radicular de la mejor forma posible. El sustrato es una mezcla uniforme de distintos componentes. En mi caso los componentes que uso son turba, perlita, vermiculita, suelo (tierra) y compost.

Perlita: Es inorgánico y se obtiene mediante la expansión de arcilla que se calienta a 1000ºC (algo así como un pochoclo de arcilla). Tiene ph neutro y proporciona mucha porosidad y volumen.

Vermiculita: Es inorgánica, y está compuesta por mica (como la que se encuentra en Córdoba) molida a diferentes tamaños. Aporta un poco de Potasio (K) y Magnesio (Mg). Da porosidad a la mezcla, pero no tanto como la perlita.

Turba: Es un elemento orgánico producto de la fermentación de restos vegetales en condiciones especiales que se dan en el sur de Argentina. No aporta muchos nutrientes, pero tiene la capacidad de retener gran cantidad de agua (400 veces su peso). Para usarla tiene que estar húmeda y desmenuzada.

Suelo: La tierra negra es compacta y tiene minerales. Es una mezcla de elementos orgánicos e inorgánicos (arcilla, lino y arena ) en distintas proporciones. Le da cohesión al sustrato, para que no se desarme en el momento del trasplante.

Compost: Es el resultado de la descomposición de desechos orgánicos (hojas, pasto, restos vegetales  de cocina, etc.). Le da mucha porosidad y nutrientes a la mezcla.

Usando una parte de cada elemento, mezclando y agregando agua, generamos el sustrato con el que vamos a llenar las bandejas. Es muy importante mezclar bien, para que no queden grumos y así asegurar un mejor ambiente para las semillas.

Una prueba que se puede hacer, para saber si tenemos un buen sustrato, es tomar un poco de la mezcla con la mano y ejercer presión. No hay que apretar mucho. Con esto vamos a ver si logra mantener su forma, que no sea muy compacta y que no tenga demasiada agua. Si la mezcla se desarma muy fácilmente, hay que agregar tierra que une los componentes. Si se formó una masa muy compacta, hay que agregar perlita que da porosidad. Y si está demasiado húmeda, se le agrega un poco más de todos los componentes. Hacemos esta prueba hasta obtener la consistencia que buscamos, ni muy suelta, ni muy compacta ni tampoco muy húmeda.

Una vez llenas las celdas, vamos a ejercer un poco de presión con el dedo en el centro de cada una, para armar un pequeño pozo donde irán las semillas (1). Hay q colocar de 3 a 5 semillas en cada celda. Esto va a mejorar las posibilidades de obtener una planta por celda (2). No hay que colocar demasiadas, porque después se hace muy difícil ralear. Tampoco hay que colocar sólo una, porque el poder germinativo de las semillas puede ser bajo, y vamos a estar cuidando semillas que nunca van a prosperar.

Con las semillas en su lugar, se cubre con la misma mezcla (3). No hay que ubicar las semillas a mucha profundidad porque se pueden agotar los recursos antes de ver la luz del sol. Una buena guía es sembrar las semillas a una profundidad de 2 o 3 veces su diámetro.

Con las semillas cubiertas, vamos a ejercer de presión con la palma de la mano, para asegurar un íntimo contacto entre la semilla y el sustrato. Finalmente regamos con una fina lluvia y aseguramos la humedad en cada celda. Identificamos la bandeja con el cultivo y la fecha de siembra.

Hay que ubicar las bandejas en un lugar de luz y temperaturas parejas para que tengan buen crecimiento. La falta de luz puede hacer que los plantines se estiren mucho, y se debiliten los tallos. La temperatura afecta mucho a las celdas porque contienen poco sustrato, y en una tarde de calor las plantas se pueden deshidratar y morir.

Es muy importante asegurar la constante humedad en el sustrato, especialmente en la etapa germinativa, ya que si la semilla sufre un estrés hídrico (falta de agua) durante ésta etapa, no va a prosperar. Una buena técnica para asegurar la humedad, es cubrir las bandejas con una hoja de diario. Esta técnica previene el escape del agua por evaporación, pero hay que estar muy atento, y sacar la hoja una vez que las plántulas emergen del sustrato.

Las primeras veces que se preparan almácigos pueden ser muy frustrantes, porque requieren de mucha atención para tener éxito. Si logramos unos buenos plantines, le vamos a dar las mejores posibilidades a nuestros cultivos una vez trasplantados en la huerta.

Otoño/Invierno y Primavera/Verano, son las dos temporadas que dividen al año cuando pensamos en los cultivos de la huerta.

La temporada invernal se caracteriza por los cultivos de hoja de color verde y violeta. Un buen indicador de que verduras son de de bajas temperaturas, es mirar que hay en una verdulería de barrio cuando vamos en invierno.

Aparte del clima, decidir que vamos a cultivar y como los vamos a ubicar en la huerta, tiene que ver con tres factores muy importantes:

– La asociación de cultivos: La plantas modifican su entorno y pueden tener efectos favorables o desfavorables sobre sus vecinos.

– La rotación de cultivos:  Los vegetales extraen distintos nutrientes de la tierra y repetir una misma cosecha en el mismo lugar varias temporadas puede agotar el suelo. Las plagas proliferan si no rotamos entre familias de cultivos.

– El gusto personal: Hay que cultivar los vegetales que vayamos a consumir, para no gastar energía en algo que se va a desperdiciar.

Teniendo en cuenta todos estos factores, las semillas y espacio disponibles, me decidí por las siguientes hortalizas:

Fuentes de las fotos: AcelgaAjoArvejas Lechuga Red Salad BowlLechuga Waldman’s Green  – CebollaEscarolaEspinacaHabaPerejilPuerroRabanitoRemolachaZanahoriaRúculaBrócoliColiflorRepollo Colorado
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 124 seguidores